Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 17, Número 3 / Superando las barreras de biodisponibilidad con LBDDS

Superando las barreras de biodisponibilidad con LBDDS

FORMULACIÓN



Felicity Thomas

Las soluciones basadas en lípidos proporcionan una solución versátil para problemas de biodisponibilidad; sin embargo, se requiere un enfoque multidisciplinario para superar las limitaciones con compuestos poco solubles.

Los enfoques basados en lípidos para la administración de fármacos han sido ampliamente investigados y han ganado importancia dentro de la industria bio/farmacéutica por su capacidad para mejorar la biodisponibilidad de productos farmacéuticos. Esta capacidad para mejorar la biodisponibilidad es cada vez más deseada en los últimos tiempos debido al hecho de que un número creciente de moléculas que ingresan a la cartera de desarrollo de medicamentos son poco solubles.

"Últimamente, más del 70% de las moléculas de nuevas entidades químicas (NCE, por sus siglas en inglés) son poco solubles, con lipofilicidad moderada (LogP>2),” dice Ravinder Kodipyaka, jefe de I&D de formulación, Servicios Farmacéuticos Personalizados en Dr. Reddy’s. "Como resultado, la industria está presenciando oportunidades en el descubrimiento de nuevos fármacos para la formulación de NCE en sistemas de administración de fármacos basados en lípidos (LBDDS, por sus siglas en inglés) de tal manera que la biodisponibilidad sea mejorada.”

Una solución formidable
"Las formulaciones basadas en lípidos ofrecen una solución formidable para moléculas que exhiben poca solubilidad y biodisponibilidad,” continúa Kodipyaka. “Estas formulaciones proporcionan una excelente capacidad de solubilización; mejoran la permeación; superan la inhibición basada en enzimas y acarreadores y apoyan el transporte linfático, superando así los principales obstáculos para lograr una biodisponibilidad óptima.”

Usar lípidos para mejorar la biodisponibilidad oral es una opción popular, agrega Michiel Van Speybroeck, jefe de formulación en Ardena. "Cuando un API se disuelve en una formulación lipídica y posteriormente se administra, el API entra en contacto con los fluidos gastrointestinales (GI) en una forma predisuelta, lo cual evita una disolución lenta de la forma cristalina,” señala. “La gran ventaja que ofrecen los lípidos y los excipientes lipofílicos sobre los solventes miscibles con agua, es que son menos propensos a perder capacidad de disolverse al diluirse con los fluidos GI. En contacto con agua, los excipientes lipofílicos se separan en fases y forman una emulsión gruesa o finamente dispersa en la cual se secuestra el API. Esto evita que el API se precipite en la fase acuosa.”

Además, Vincent Plassat, científico líder de desarrollo de productos en Catalent, enfatiza que, al administrar fármacos en forma solubilizada, se puede mejorar la uniformidad de la dosis, minimizando la variabilidad de paciente a paciente. “Hay muchos antecedentes para el uso de sistemas de administración de fármacos basados en lípidos como resultado de su valor para los desarrolladores de medicamentos y, en última instancia, para los pacientes. Los LBDDS son extremadamente versátiles porque hay muchos excipientes y combinaciones de excipientes que pueden usarse en su desarrollo,” explica.

Junto con una uniformidad de dosis mejorada, los LBDDS también son capaces de mitigar los efectos de la comida (1), confirma Plassat. “Para fármacos muy lipofílicos con un valor de LogP mayor a cinco, la formulación con ácidos grasos de cadena larga puede mejorar la absorción linfática y evitar el hígado. Además, las formulaciones a base de lípidos pueden mantener su solubilidad durante todo el recorrido del API a través del tracto gastrointestinal, permitiendo una mayor absorción,” dice. "Esto es diferente a las formulaciones no basadas en lípidos, las cuales exhiben sobresaturación, disminución de la solubilidad y menor absorción.”

La administración de formulaciones basadas en lípidos es posible a través de varias vías: oral, inyectable y tópica, y dependiendo de la naturaleza lipofílica de un fármaco, es posible determinar el sistema óptimo de administración de lípidos usando el Sistema de Clasificación de Formulación de Lípidos (2), explica Kodipyaka. El empleo de un excipiente lipídico adecuado también puede ayudar en la modulación de la liberación del fármaco. "Cuanto mayor es la hidrofobicidad del excipiente lipídico, más lenta es la liberación del fármaco debido a la menor penetración de agua,” agrega.

Ser capaz de controlar la liberación del fármaco es importante para evitar picos rápidos y elevados de las concentraciones plasmáticas del fármaco, lo cual puede causar efectos secundarios no deseados en los pacientes, señala Ellie Au, científico de desarrollo de productos en Catalent. "Una liberación más lenta también puede proteger al fármaco de la degradación en el estómago y facilitar la liberación del fármaco en todo el tracto gastrointestinal para mejorar la absorción. Las formulaciones de lípidos autoemulsionantes generalmente tienen una liberación del fármaco más rápida que las formulaciones de lípidos que requieren digestión. El uso de ceras, las cuales son sólidas a temperatura ambiente, crea una matriz para la liberación modificada. Por lo tanto, el fármaco se libera con una cinética controlada a medida que la matriz se erosiona lentamente,” dice ella.gustijns, J. Pharm. Sci., 98 (8) 2549– 2572 (2009). PT

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto | Próximo Número
Pharmaceutical Technology en Español es una publicación editada y distribuida
por Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y el Caribe.

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Pharmacutical Technology
son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Pharmaceutical Technology es una publicación de ADVANSTAR* COMMUNICATIONS
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@pharmatechespanol.com.mx