Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 9, Número 5 / Liberación controlada a partir de plataformas porosas

Liberación controlada a partir de plataformas porosas

INVESTIGACIÓN ARBITRADA: LIBERACIÓN CONTROLADA

Spomenka Simovic, Dusan Losic y Krasimir Vasilev

Los autores presentan un método para el control de la liberación de terapéu-ticos aplicando una capa de polímero de plasma a la superficie de materiales porosos. El presente estudio aplicó esta técnica a la liberación de antibióticos y una proteína. La técnica redujo sustancialmente la abrupta liberación inicial y proporcionó una cinética de liberación de orden cero. El método puede aplicarse a cualquier tipo de acarreador poroso de fármacos debido a que las técnicas para depositar una capa de polímero son independientes del sustrato.

Los avances en la nanociencia y la nanotecnología han llevado al desarrollo de novedosas plataformas de entrega de fármacos. Durante la década pasada, la atención se ha concentrado en los materiales nanoporosos de los cuales puede controlarse el tamaño del poro, la distribución del poro, la geometría y la funcionalidad superficial en la micro y la nanoescala (1-4). Por ejemplo, se han propuesto las arquitecturas de la alúmina porosa y del titanio poroso obtenidas electroquímicamente para los dispositivos médicos implantables tales como los implantes óseos, los stents (endoprótesis) vasculares y las cápsulas de inmunoaislamiento (5-11). El interés en los materiales porosos para los implantes tera-péuticos surge no sólo debido a su capacidad para soportar la integración del tejido, sino también porque pueden acarrear fármacos (4, 6). Los poros de estos materiales pueden cargarse con agentes terapéuticos y de esta forma actuar como reservorios para la elución lenta de fármacos por períodos prolongados de tiempo, que van desde varios días hasta varias semanas (4, 6, 7). Las ventajas de la terapia local a través de tiempos de liberación extendidos son las altas concentraciones terapéuticas en el sitio blanco y la mínima exposición sistémica (4, 7).

La alúmina porosa ha sido usada extensamente como un armazón para aplicaciones de ingeniería de tejido óseo. Se ha establecido la biocompatibilidad de la alúmina porosa y el material tiene actualmente aplicaciones clínicas en implantes ortopédicos y dentales (12). También biocompatible, el titanio y sus aleaciones, particularmente Ti-6Al-4V, han sido usados en implantes ortopédicos y dentales extensamente desde la década de 1970 (13). Se estima que en los Estados Unidos se proporcionan, cada año, más de 500,000 reemplazos totales de articulaciones, principalmente de cadera y rodilla, y de 100,000 – 300,000 implantes dentales (13). Alrededor del 25% de las cirugías de reemplazo de ca-dera fueron realizadas para corregir la falla de un implante anterior. Si un implante se ins-tala inapropiadamente, puede presentarse aflojamiento y osteolisis. Para superar este problema, el material de implante óseo debe estimular la rápida regeneración del hueso para llenar los huesos deficientes y fijar el implante firmemente en el hueso. El objetivo de la investigación actual era el de construir implantes óseos que controlaran y guiaran una rápida curación (12, 13).

En 1994, dos grandes estudios demostraron la superioridad de los stents coronarios sobre la angioplastía convencional en el tratamiento de la enfermedad coronaria demostrando 30% de reducciones de los índices de restenosis (14). Sin embargo, dichas intervenciones están asociadas con complicaciones mayores. Por ejemplo, la proliferación de células vasculares del músculo liso (VSMC) puede estrechar la prótesis y el daño a las células endoteliales (EC) y la disfunción pueden resultar en trombosis. Una superficie del stent que incorpora nanotubos de titanio puede promover la reendotelización y reducir la proliferación de VSMC (8). Los nanotubos de titanio mejoran la proliferación y función de las células endoteliales, reducen la proliferación de las VSMCs y mejoran la producción de prostaglandina I2, la cual mitiga la trombosis y la restenosis (8).

Para comprender cómo interactúan las células endoteliales con las superficies de TiO2 nanoestructuradas (es decir, cómo la nanotopografía afecta la morfología de las ECs), los científicos desarrollaron células endoteliales bovinas de la aorta sobre superficies nanotubulares y planas (8). Las células en los sustratos nanotubulares tuvieron morfologías alargadas, pero las células en las superficies planas se esparcieron y cubrieron mayores áreas superficiales. Debido al alargamiento, las células en los nanotubos cubrieron 60% del área promedio ocupada por las células de control. Las células alargadas también tuvieron una proliferación incrementada y producción de la matriz extracelular cuando se compararon con sus contrapartes dispersas. Adicionalmente, las células alargadas tuvieron mayores velocidades de migración. Como la migración dentro del sitio de la herida es un modo mayor de reendotelización, la motilidad mejorada de las EC puede mejorar grandemente la curación después del daño o de la implantación del dispositivo (8).

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto | Próximo Número
Pharmaceutical Technology en Español es una publicación editada y distribuida
por Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y el Caribe.

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Pharmacutical Technology
son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Pharmaceutical Technology es una publicación de ADVANSTAR* COMMUNICATIONS
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@pharmatechespanol.com.mx